Ruta de los Jaralejos en Villanueva del Río (Sevilla)

Vamos a dedicar este espacio aquellos que nos gusta montar en bici hacer senderismo, y es que tenemos en la provincia de Sevilla cantidad de alternativas para cuando se acerca el fin de semana.

Me gusta conocer la zona por la que me muevo, más allá de la carretera que va de A hacía B. Me gusta el campo y la naturaleza. Me siento más cómodo circulando entre encinas o campos de cultivo que entre casas, naves y coches.Busquemos una escapada por los caminos de nuestros pueblos y pasemos página a los malos humos y al tráfico. Mividaenbici.com se acerca cada semana a las vías de acceso al encuentro con la naturaleza y con la identidad de nuestros pueblos.




Hoy os invito a desplazaros hasta Villanueva del Río. Una localidad de poco más de 800 habitantes situada al Norte de Sevilla, a 45 kilómetros de la capital, próxima a las localidades de Alcolea del Río o Tocina y Los Rosales. El itinerario programado suma unos 20 kilómetros de recorrido con escasos tramos de asfalto.


Partimos desde la parroquia de Santiago el Mayor y su torre. Se trata de un edificio primitivamente mudéjar de tres naves separadas por pilares que sostienen arcos apilados. La cubierta, de bello alforje, es de la época de la construcción del templo, que puede datarse a comienzos del siglo XIV. Al costado de este conjunto monumental encontramos las ruinas del palacio de los duques de Alba, en unas tierras que siglos atrás fueron parte del feudo de esta casa nobiliaria, desde donde podremos disfrutar de una estampa del Río Guadalquivir con el esplendor de su vega


Comenzaremos llaneando por las calles de esta localidad sevillana en dirección a la ermita de la Divina Pastora, a lo largo de 3 kilómetros de un camino rodeado de cultivos. Siguiendo el sendero, con un trazado irregular y no en las mejores condiciones, encontraremos a nuestra la ermita de la Divina Pastora, un lugar idóneo para hacer una primera parada, y relajarnos entre grandes chaparros y olor a romero.




Tras el receso el camino se hace algo más duro pero el firme mejora. A unos 500 metros encontramos una cancela que podemos abrir libremente, por tratarse de una vía verde o vereda de carne: recordad que hay una norma no escrita entre los ciclistas que indica que debemos cerrar toda puerta que encontremos cerrada.


Subiremos unos 2 kilómetros con una fuerte pendiente. Una vez superadas esas primeras rampas, el camino se relaja y tras unos metros y un fuerte descenso vuelve a cambiar el paisaje: estaremos inmersos en un mar de pinos. Dejaremos a nuestra derecha un pequeño lago.

Avanzamos ahora por 3 kilómetros que los amantes de la bicicleta conocemos como “rompe-piernas”. Empezamos con un cruce donde el camino presentará tres posibles salidas. Aquí comienza lo duro. Os aconsejo seguir el camino que sale a nuestra derecha y recorrer unos 300 metros de pendiente para girar a la izquierda donde el camino va paralelo a un cortafuegos. Los desniveles son exigentes en este tramo.




Entre pinos subiremos varias rampas más. Ojo: lo conveniente es ir sin prisas para poder observar la fauna autóctona que nos acompaña durante toda la ruta, bien cruzándose delante de nuestras ruedas en el camino, o sobrevolando sobre nuestras cabezas. El trazado del sendero hace un rodeo que nos devolverá al primer cruce de caminos desde el que partimos. Desde ahí seguiremos hasta llegar de nuevo al núcleo urbano de Villanueva del Río, donde podremos reponer fuerzas con un tapeo para degustar la gastronomía del lugar.

No olvidéis el casco, y a disfrutar de nuestra provincia.


0 vistas

Proyecto registrado Ismael Martínez