Ruta el valle del río Viar (Cantillana) Sevilla

TuVidaenBici.com propone una nueva ruta de unos 61 km nada dura salvo por la distancia recorrida por parajes del Guadalquivir, de las primeras estribaciones de Sierra Morena y el valle del río Viar. Ponte el casco, empezamos.

Nos dirigimos a Cantillana un pueblo situado a 31 kilómetros de la capital, que encuentra en el ángulo que conforman la desembocadura del río Viar con el río Guadalquivir y las primeras estribaciones de Sierra Morena.





Son tierras de cultivo. En estos campos nacen los acordes del que es hoy el himno de Andalucía. Blas Infante, cuando ejercía de notario en esta villa, adaptó un canto religioso que tarareaban los campesinos en sus labores. ‘El Santo Dios’ aún se interpreta en la ‘Misa de Espigas’ en tiempo de Cuaresma al Cristo de la Sangre. ¿Cómo llegamos a Cantillana? Además de nuestros vehículos podemos usar el tren de cercanías, aunque hay que advertir que la estación se encuentra a 2 km del centro de la localidad.


Nuestra ruta parte desde la aldea de Los Pajares, a escasos 800 metros del municipio. En ella podemos ver la ermita en honor a la Divina Pastora de las Almas de Cantillana, construcción de mediados del siglo XX de estilo andaluz y donde cada último fin de semana de septiembre se celebra la romería a su titular donde acuden miles de personas.


Comenzamos desde la rotonda que da la bienvenida a la aldea justamente cruzando el puente del río Viar, iremos por un camino en dirección a El Palmitero y subiremos una pendiente, la cuesta del sanatorio, hasta encontrarnos con el canal de riego del Viar. El camino se divide en dos; tomaremos la salida a nuestra izquierda en dirección Villaverde del Río.


Seguiremos por el camino que va al lado del canal durante 12 kilómetros aproximadamente hasta llegar al circuito de Villaverde, donde se disputa la tercera cita del campeonato Provincial BTT Rally Copa Diputación de Sevilla.


Desde allí cruzaremos un puente y tras una pequeña pendiente volvemos acompañar el canal durante unos 3 kilómetros para adentrarnos en la sierra, en dirección a Castilblanco de los Arroyos. Conforme vamos avanzando el camino se pone duro, y las pendientes también. Avanzamos con un ascenso de unos 6 kilómetros para coronar el Cebrón, también llamado cuesta de la Galiana, de unos 408 metros de altura. La panorámica que ofrece este paraje de la Sierra Norte de Sevilla presenta unas vistas espectaculares de diversos municipios y de la capital.


Recorreremos unos 6 kilómetros suaves entre matorrales típicos del clima mediterráneo, una delicia para los sentidos el olor a jara, lavanda, retamas…

Nos iremos acercando hasta Castilblanco de los Arroyos, y cruzaremos el pueblo para tomar la carretera provincial C-433, que discurre por un trazado acotado por dehesas de encinas y alcornoques. Atentos a la flora y también a la fauna. Iremos llaneando durante 8 kilómetros aunque encontraremos algunos repechos. Dejaremos atrás a nuestra derecha la zona de ocio de Siete Arroyos, enclave público municipal habilitado para el ocio al aire libre con merenderos para disfrutar del campo. Sólo unos metros después nos encontramos a las puertas de la hacienda Los Carrizos, del ex banquero de Banesto, Mario Conde, donde la actividad sigue a pesar de la intervención de la Audiencia Nacional que supuestamente le embargó.


Ya nos acercamos al embalse de Los Melonares, llamado –una vez concluyan las canalizaciones que acumulan casi una década de retrasos- a abastecer al área metropolitana de Sevilla. En este punto es donde podrás disfrutar de unos paisajes preciosos, eso sí, hay que ir con mucho cuidado pues comienza un descenso bastante pronunciado… para deleite de los más intrépidos. Es aconsejable ir con mucha precaución por la escasa visibilidad en las curvas de este puerto de montaña.


Tras 5 kilómetros de descenso continuado y, justo antes de llegar al puente de la carretera de El Pedroso que salva nuevamente el río Viar, encontramos una casa al lado derecho de la carretera: es el camino que debemos tomar y seguir nuevamente el canal de riego. Puedes pasar la verja de la casa, y recuerda cerrarla, o bien pasar por el hueco que deja el mismo canal de riego.

La vegetación que encontraremos será bastante abundante debido a la proximidad del río y del canal. Chopos, zarzas, adelfas, tarajes…y también es muy abundante la fauna conejos, hurones, perdices… no en vano, como contrapeso por el área inundada del embalse y el impacto medioambiental, se creó un área de compensación medioambiental para la preservación de especies como la cigüeña negra, en peligro de extinción.


Discurriremos durante 19 kilómetros llaneando y donde encontraremos varios acueductos hasta llegar de nuevo al primer cruce de caminos bajando por la cuesta del sanatorio para concluir en la aldea de Los Pajares.

Disfrutad de la ruta y no olvidad el casco.


0 vistas
Untitled design-High-Quality.jpg
Untitled design-High-Quality.jpg

Proyecto registrado Ismael Martínez